ruinas-efeso-Selçuk-turquia

Turquía: Guía completa de las ruinas de Éfeso

El mundo greco-romano cobra vida en la ciudad de Éfeso. Paseando por sus calles uno puede imaginar cómo era la vida hace miles de años en estos confines del mundo. Éfeso es la más completa metrópolis clásica existente en la actualidad -con un 80% aun por descubrir. Fue una de las cuatro ciudades más importantes del Asia Menor, junto con Roma, Alexandria y Antioquía, con más de 250.000 habitantes. Esta cifra era superada muchas veces por la gran cantidad de pelegrinos que visitaban el templo de Artemisa (en la actual Selçuk), diosa de la fertilidad.

efeso-representacion-dibujo-turquia
Representación de la antigua ciudad de Éfeso. Fuente: www.illustratorsonline.com/latta/latta.html


LA ANTIGUA CIUDAD DE ÉFESO

La antigua ciudad de Éfeso, fue principalmente una ciudad Romana, aunque los restos del templo de Artemisa -a apenas 1 km de la ciudad- nos recuerdan su pasado griego. Las mujeres tuvieron un papel fundamental a lo largo de la historia de Éfeso: desde su fundación – una antigua leyenda griega le atribuye su fundación a las “Amazonas”, antiguas guerreras griegas- hasta sus múltiples artistas femeninas -como Timarata- que hicieron a Éfeso muy famosa en el mundo antiguo. En Éfeso también se puede apreciar perfectamente cómo ha cambiado el litoral en dos milenios: el antiguo puerto de la ciudad se encuentra ahora a unos 7 kilómetros tierra adentro. Éfeso fue también una de las primeras ciudades en reconocer a la Virgen; se considera que en una casa a las afueras de Éfeso es donde vivió la virgen María cuando llegó en compañía de San Juan.

mapa-ruinas-efeso-romanas-selcuk-turquia
Mapa de las ruinas de Éfeso. Turquía. Fuente: Modificado de Lonely Planet

La entrada inferior al recinto arqueológico nos muestra la ciudad romana en todo su esplendor. En primer lugar se aprecia la (1) calle del puerto que como indica su nombre, comunicaba la ciudad con el puerto -en aquel entonces al final de la calle, ahora a 7 Km. Esta calle era una de las únicas que presentaba iluminación nocturna en aquel entonces -aparte de Roma y Antioquia- con 50 lámparas en sus columnatas. Al otro extremo del puerto, la calle desembocaba en el (2) Gran Teatro Romano -el más grande de Asia Menor- con un aforo para más de 24.000 espectadores.

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Gran Teatro Romano de Éfeso con la calle del puerto al fondo. Turquía

El (3) camino de mármol comunicaba el Gran Teatro con el resto de la ciudad. Todavía se conservan sus peldaños de mármol; en uno de ellos hay una huella de un pie indicando el camino hacia el burdel. Al final de la calle encontrarás la famosa (4) Biblioteca de Celso – 200 DC- que llegó a albergar más de doce mil libros. En la fachada se encuentran las réplicas de las estatuas femeninas que simbolizan las cuatro virtudes de izquierda a derecha: la sabiduría (Sofia), la bondad (Arete), el pensamiento (Ennoia) y el conocimiento (Episteme).

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Camino de mármol. Éfeso. Turquía
ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Biblioteca de Celso. Éfeso. Turquía

Desde la Biblioteca de Celso se puede acceder al (5) Ágora Comercial donde debajo de sus columnatas se encontraban las tiendas de comida y textiles. Por su proximidad al puerto se cree que la mayoría eran importadas.

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Ágora comercial. Éfeso. Turquía

Desde la Biblioteca de Celso empieza la ascensión hacia la ciudad superior. A la izquierda se encuentran el templo de Adriano y las letrinas y justo enfrente las (10) casas de las laderas. Estas casas -de gentes acomodadas- nos dan idea de la vida en la Éfeso antigua. Decoradas con mármoles, mosaicos y coloridos frescos en sus paredes, eran sin duda lugares de lujo y confort.

Selçuk-turquia-egeo-efeso
Casas de las laderas. Éfeso. Turquía
Selçuk-turquia-egeo-efeso
Casas de las laderas. Éfeso. Turquía

Durante el ascenso nos encontramos con la calle de los curetes (6) -la más larga de Éfeso- hecha con mármoles y que antaño acogía numerosas tiendas, estatuas diversas de emperadores, artistas locales,… También encontramos la fuente de Trajano cuya agua se utilizaba para limpiar la calle.

Un consejo: Vestir con zapatos que no resbalen ya que esta calle al ser de mármol y hacer pendiente se presta a las caídas.

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Calle de los curetes. Éfeso. Turquía
ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Fuente de Trajano. Éfeso Turquía

Al final de la calle de los curetes llegamos a la Éfeso superior. Aquí nos encontramos en primer lugar con el Odeón (7) con capacidad para 1400 personas y una magnífica acústica, acogía desde conciertos hasta los debates municipales. Aquí la oratoria política -tan apreciada por las culturas greco-romanas- se llevaba a cabo habitualmente.

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Odeón. Éfeso. Turquía

En el lado opuesto al Odeón se encontraba el Ágora superior (8) -también denominada del estado- ya que aquí, bajo sus columnas, tenían lugar las deliberaciones políticas y es donde se legislaba. Aquí también se encontraba el centro financiero de esta poderosa urbe, la bolsa, que más tarde curiosamente fue reutilizada como iglesia cristiana. Justo debajo, encontramos el Templo del Domiciano (9), en honor al Emperador Domiciano.

ruinas-efeso-Selçuk-turquia
Templo del Domiciano. Éfeso. Turquía

ITINERARIO RECOMENDADO

Os recomiendo empezar la visita de Éfeso por la entrada inferior, menos frecuentada que la superior y donde te dejará el dolmus.

Una vez dentro del recinto arqueológico encontrarás primero la calle del puerto (1) y el gran teatro (2). Cuando salgas del gran teatro gira hacia la izquierda y continua a través de la calle del mármol (3) hasta la biblioteca de Celso (4). Durante el trayecto a través de la calle del mármol busca la huella del burdel.

Desde la biblioteca de Celso (4) accede al Ágora comercial (5). A continuación empieza el ascenso hacia la Éfeso superior. A la izquierda, visita las letrinas y el templo de Adriano y continúa a través de la calle de los curetes (6). Al final de la calle de los curetes entrarás en la Éfeso superior.

En la parte superior de Éfeso visita el Odeón (7), el Ágora del Estado (8) y el Templo del Domiciano (9). Una vez finalizada la visita a la parte superior de la ciudad, puedes hacer una parada en el pequeño bar que existe en la entrada superior. Después del merecido descanso, si quieres coger el dolmus de vuelta, hay que volver a bajar para salir a través de la entrada inferior. Durante la bajada, os recomiendo visitar las casas de las laderas (10), cuya entrada hay que pagar a parte.


INFORMACIÓN PRÁCTICA

Recomendaciones

>La visita de todo el recinto se puede completar en unas 2 horas. Si además visitas las casas de las laderas, cuenta 30 minutos más.

>El mejor momento para visitar las ruinas de Éfeso es o a primera hora de la mañana (para evitar la gran afluencia de visitantes durante todo el año o el calor en verano) o a última hora del día (en verano, para evitar el calor y disfrutar de las vistas al atardecer).

>Si la visitáis durante el verano, el calor puede ser asfixiante. No olvidéis un gorro, gafas de sol y mucha hidratación! Un paraguas a modo de sombrilla es también muy útil!


Accesos a las ruinas de Éfeso

Las ruinas de Éfeso tienen dos únicas entradas: la puerta inferior (lower gate) y la puerta superior (upper gate). La distancia entre ambas puertas es de unos 3 Km.

>La puerta inferior (lower gate) es la entrada a través de la parte baja de la ciudad de Éfeso lo que significa que tendrás que subir durante la visita. En esta entrada es donde te dejará el dolmus. Si tienes que volver a cogerlo deberás volver a bajar por el mismo camino, deshaciendo la visita. Esto te permitirá ver la biblioteca de Celso desde las 2 perspectivas, de subida y de bajada. Normalmente esta entrada está poco concurrida.

>La puerta superior (upper gate) es la entrada a través de la parte alta de la ciudad de Éfeso y por tanto irás bajando a lo largo de la visita. Esta es la entrada más concurrida y a través de la cual acceden la mayoría de los grupos organizados.


Cómo llegar a Éfeso

>En vehículo privado: Existe un parquin en la puerta inferior donde se puede dejar el coche. Cuesta 7.50 TL.

>En Dolmus (autobús): Desde Selçuk (estación de autobuses), existe un dolmus que hace la ruta Selçuk-Éfeso por 5 TL. Se tardan unos 10 minutos en llegar a la puerta inferior de Éfeso (lower gate). Durante la temporada alta, el primer dolmus sale a las 7.45h de la mañana desde la estación de autobuses de Selçuk y hay uno cada 15 minutos. Si coges el primero, a las 8.00h estarás en las ruinas y aparte de librarte del calor, las podrás disfrutar prácticamente solo. A partir de las 9.00h entran los grupos. El dolmus no llega a la puerta superior de Éfeso (upper gate), que es por donde entran todos los grupos organizados. Si quieres volver a coger el dolmus, hay que bajar de nuevo a la puerta inferior.


Horario

De abril a octubre: de 08:00 a 19:00 horas, todos los días.
De noviembre a marzo: de 08:00 a 17:00 horas, todos los días.
Última entrada: 1 hora antes del cierre.


Precio de la entrada

>El precio para acceder únicamente a las ruinas de Éfeso es de 72 TL.
>La entrada no incluye la visita de las casas de las laderas (muy recomendable) que vale 36 TL.


Turquía

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s